Delta Air Lines renueva su entretenimiento a bordo

Todo el contenido de entretenimiento en los aviones de Delta Air Lines, desde películas hasta shows de televisión, es gratuito a partir del primero de julio gracias a Delta Studio, un sistema que les ofrece a los pasajeros un contenido variado que incluye cintas seleccionadas durante la temporada de premios y las más taquilleras.

 

Para la escogencia del contenido se tienen en cuenta investigaciones de mercadeo con el fin de que este sea de interés para una audiencia amplia. Hay películas que les gustan a todos los miembros de la familia, como Zootopia; pero también están la serie TED, que ha recibido una positiva critica mundial; y la cinta que se alzó con el Óscar a mejor película: Spotlight.

 

Cada película es seleccionada por un equipo de expertos de mercadotecnia en Delta de la mano con la agencia Spafax, especializada en contenido de entretenimiento. Existen dos grupos separados dentro del equipo que se centran en películas, televisión, música y juegos.

 

Se tiene en mente una combinación de factores durante la selección, incluyendo el éxito que las películas hayan alcanzado en la taquilla, qué tanta conversación generaron en medios sociales y el atractivo a nivel internacional que tuvieron. Las cintas son vistas y recomendadas por su contenido antes de que puedan ser subidas al sistema de entretenimiento a bordo.

 

La aerolínea cuenta con cuatro sistemas de entretenimiento a bordo instalados en sus aviones: un sistema pequeño, uno mediano, uno grande y uno que permite bajar contenido.

 

La mayor parte de la flota internacional y hasta algunos de los aviones para rutas en Estados Unidos cuentan con el sistema más grande, que permite almacenar hasta 320 películas, 720 programas de televisión y unas 200 horas de audio. Las demás aeronaves de Delta tienen una mezcla del sistema mediano que permite guardar hasta 110 películas, 200 programas de televisión y cerca de 200 horas de audio.

 

En cuanto a idiomas disponibles (ya sea en películas con subtítulos o dobladas a otras lenguas) , además de español, están el japonés, el mandarín y el portugués, entre otros. Por ejemplo, si un pasajero está volando a Francia tendrá la opción de ver Amelie tanto en inglés como en francés.