El destino de ensueño

 ¿Qué se necesita para lograr convertirse en un destino maravilloso?

Cualquier destino, sin importar su tamaño, latitud, cultura o idioma, tiene mucho que ofrecer, pero hay algunos aspectos que los pueden convertir en un Destino de Ensueño para el turismo de reuniones. Estas son las recomendaciones de Simpleview, la empresa que se dedica a ayudar a los destinos a sacar todo su potencial, para que los visitantes tengan las mejores experiencias.

 AEROPUERTO 

Las primeras impresiones pueden marcar la diferencia en el resto de la estadía. Un aeropuerto moderno, eficiente, limpio y cómodo significará que el viaje comienza con el pie derecho; una llegada desordenada, impráctica y que demore mucho tiempo hará que la opinión del visitante sobre el destino empiece con un enfoque negativo. 

 TRANSPORTE 

La forma en la que se llega del punto A al punto B es esencial. Un visitante, y especialmente uno que llega por negocios, no quiere gastar su tiempo en trasladarse, por lo que tener medios eficientes de transporte es importantísimo. También se debe de tomar en cuenta la experiencia del viaje: que sea segura, cómoda y agradable.

 HOTEL 

El visitante necesita un lugar en el que, tras un arduo día de trabajo, se pueda relajar. Es importante que los destinos tengan diferentes hospedajes que ofrecer, que se acomoden a las necesidades y preferencias de los visitantes. Mientras algunos prefieren un hotel moderno, otros prefieren un espacio más rústico y hogareño. Pero sin importar de cuál sea su estilo, es vital que el visitante se sienta cómodo, consentido y bien atendido en su lugar de hospedaje. 

LUGAR DE TRABAJO 

Este es el lugar donde el visitante pasará la mayor parte de su día, por lo que debe de ser de primera categoría. Cada detalle, desde la arquitectura hasta la iluminación, debe de ser cuidado; si el visitante está incómodo en el centro de trabajo sentirá que la experiencia no está siendo placentera y esto afectará incluso las conferencias o eventos a los que esté asistiendo. Un lugar moderno, sustentable y accesible hará la diferencia en los recuerdos del visitante.

ATRACTIVOS TURÍSTICOS Y ESPACIOS RECREATIVOS 

Aunque el visitante llegue al destino por razones de trabajo, lo más probable es que desee conocer la ciudad en la que se encuentra. Es importante que conozca cuáles son los aspectos imperdibles del lugar, pero también que sus expectativas sean cumplidas o, mejor aún, superadas. Espacios accesibles, seguros y amigables, en los que puedan disfrutar de su tiempo libre, así como una diversidad de opciones de actividad y entretenimiento les harán sentir que el viaje vale la pena por más razones que las laborales. 

RESTAURANTES Y BARES 

Ya sea para cerrar un deal o simplemente para tener una buena cena, es necesario que los espacios gastronómicos brinden una gran experiencia al visitante. No importa si es en un restaurante con tres estrellas Michelin o en un puesto en un mercado, el comensal debe de poder tener una gran experiencia. También es importante que haya opciones para ir a relajarse después de un largo día de trabajo, en los que se impulse la convivencia más allá de las pláticas de negocios.

SERVICIO AL CLIENTE 

Una buena experiencia en un destino es medida, en gran parte, por la interacción humana. Un visitante que se siente bienvenido, consentido y considerado estará feliz, por lo que es importantísimo que desde la mucama del hotel más chiquito hasta el sommelier del restaurante más lujoso del destino estén capacitados para dar al visitante el mejor servicio y el trato más amable.

 

Por: Editorial LM

Ilustración: Emilia Schettino