Harley-Davidson tras la experiencia única a sus clientes

Verónica Velarde busca honrar la conexión que tiene con sus clientes en Harley-Davidson México.

Cuando en papel escribimos 116 años ocupamos únicamente siete caracteres. Parece cualquier cosa. Pero cuando hablamos que una marca tiene 116 años de historia cobra un significado completamente diferente y nos permite imaginar lo que ha tenido que sortear en el camino. 

Tal es el caso de la marca estadounidense de motocicletas Harley-Davidson, que en 2019 cumple 116 años de historia; desde su inicio en un pequeño garaje de Milwaukee en Estados Unidos, hasta el icónico gigante que es el día de hoy. 

En la actualidad, cuando hablamos de Harley-Davidson no solo nos imaginamos una marca que ha representado, en buena parte, la historia de un país, su cultura y más en específico de la generación de los años cincuenta y sesenta que creció de la mano con Elvis Presley, sino que además ha conseguido traspasar fronteras para convertirse en la perfecta representación de un estilo de vida de todos aquellos que buscan lo necesario para sentirse en libertad. 

Estar frente a una marca con estas características no es cosa fácil, requiere de muchísima experiencia, pero sobre todo de la capacidad de poder tomar decisiones importantes que, seguramente, trascenderán de manera muy particular, tanto para la marca misma como para todas aquellas personas que la consumen. 

Por ello, en Latinamerica Meetings quisimos platicar con Verónica Velarde, que es la directora de mercadotecnia de Harley-Davidson en México y conocer qué es lo que se necesita para estar al frente de la marca más famosa de motocicletas en el mundo. 

“Soy una mujer mexicana no tan tradicional y muy adaptable a los cambios. Crecí dentro de una ‘convencional pero evolucionada’ familia mexicana que me ha facilitado la apertura a un mundo global, cambiante y demandante que reta continuamente”, se define Velarde. 

Estudió la licenciatura de Sistemas Computacionales y Administrativos en el ITESM Campus Querétaro y ha trabajado en diversas empresas las cuales le permitieron formar el perfil tan particular con el que hoy se define. Inició su vida laboral en Softtek, una de las empresas de desarrollo de software más importantes de México lo que la llevó a tener relación en Hewlett Packard, Banamex y Ford Motor Company. 

“La experiencia de trabajar en proyectos de diversas áreas me llevó a conocer mucho de los procesos internos y me permitió conocer más el negocio en que estaba enfocada para poder crear mejores soluciones y aportaciones”, comentó Velarde. “Dentro de Ford llegué a ser parte del equipo de su marca de lujo Lincoln-Mercury donde tuve la responsabilidad de ser gerente de ventas en la zona norte del país. Esta parte me llevó a aprender y a crecer aún más como mujer trabajando en una industria de motores”. 

UN NUEVO ESTILO DE VIDA 

Hace 10 años Verónica Velarde se unió al equipo de la icónica marca de motocicletas. “He tenido la oportunidad de participar y disfrutar de una increíble aventura en una de las marcas más mágicas que conozco: Harley-Davidson. He disfrutado trabajar para ella, así como de su estilo de vida, productos y clientes”, apuntó. 

Verónica Velarde hace un énfasis particular en el trato con los clientes, pues son ellos mismos quienes, por más de un siglo, le han dado fuerza a la marca. “Nuestros clientes siempre tienen una expectativa muy alta ante cualquier entrega de Harley-Davidson, así que garantizar una experiencia única y diferente nos lleva a tener que ser muy creativos y trabajar en equipo para lograrlo”, dijo Velarde. 

A lo largo de los años Harley-Davidson se ha caracterizado como una marca que escucha a sus clientes y de esa manera han mejorado sus motocicletas convirtiéndolas en lo que el público quiere, manteniendo la calidad y el diseño que los hace famosos. “La escucha es un gran inicio para lograr la conexión con el consumidor y nos ayuda a poder entregarlas experiencias esperadas, y superar expectativas”, agregó Velarde. “Lo que más aprecio de esta conexión es la confianza que depositan en nuestra marca y en nuestro trabajo, esto nos lleva a continuar con el compromiso que tenemos con ellos y nos pone mayores retos. Valoro mucho lo que nos dan de regreso”. 

RETOS EN LA CREACIÓN DE EXPERIENCIAS 

“El mayor reto es, siempre, superar la entrega anterior. Harley-Davidson en México se ha distinguido por ser líder en la entrega de experiencias al consumidor y cada proyecto es completamente nuevo”, comentó Velarde y después agregó que la mejor manera de enfrentar estos retos es en equipo. Sin la gente que la rodea y que diariamente trabaja por brindar este extra, la marca no sería lo que es ahora. 

Otro de los retos que Velarde reconoce es que la marca no nació en México, por lo que tiene que adaptarse a las necesidades y gustos del mercado mexicano. “Es un requisito que, en un mundo cada vez más globalizado, se convierte en un aspecto irrenunciable. Entender la complejidad de las sociedades y culturas humanas, y ser conscientes de su riqueza, es una competencia transversal que aportan un importante valor añadido a cualquier perfil profesional”, declaró la directora de mercadotecnia de Harley-Davidson y después concluyó que es la marca, el consumidor y el reto de seguir alzando los parámetros de creatividad, lo que los inspira y motiva todos los días. 

 

Por Omar Chávez Bautista 

Fotos Marcelo Vera