Líderes de la Industria: Enrique Calderón

Vocación es la clave del éxito.

El 2019 significará para Posadas la apertura de, al menos, 23 hoteles más. Proyectan un crecimiento del 8% y de cara al 2020, el turismo de grupos internacionales vuelve a tomar fuerza.

Ha estado en Grupo Posadas desde hace más de 20 años. Hace poco cruzó el medio siglo de vida e increíblemente ha pasado 36 de esos años trabajando en hotelería. “Vocación”, resume sin dudas. Enrique Calderón es, desde el 2010, Vicepresidente de Operaciones de este gigante del turismo, con 180 hoteles operando y 53 en proceso de desarrollo.

Arreglando coches y aparatos de sonido, Enrique Calderón pensó que pasaría su vida profesional dentro de la ingeniería electrónica. Sin embargo, una temporada de trabajo juvenil en el área de mantenimiento de un hotel, le sirvió redefinir su sueño: ser gerente de hotel. Hoy es más que eso. Convertido en una suerte de gerente de gerentes, dirige las operaciones hoteleras de uno de los consorcios más importantes de México y América Latina.

Mariana Anzorena: ¿Cómo es ser Vicepresidente de Operación Hotelera de Grupo Posadas?

Enrique Calderón: Es una responsabilidad bien padre. Es la parte más grande de Posadas, de los 18 mil colaboradores que tenemos, la mayoría están en los hoteles y esa es la responsabilidad que me toca a mí: el negocio hotelero, su operación, comercialización, administración y conservación.

MA: ¿Cómo llegaste al mundo de la hotelería?

EC: Yo quería ser ingeniero. Un tío mío, que era hotelero, me consiguió chamba en el área de mantenimiento. Seis meses después me lo encontré y le dije “¿sabes qué? ya no quiero ser ingeniero, quiero ser hotelero”. Empecé a querer ser gerente de hotel. Él me dijo “tienes que empezar desde abajo, en alimentos y bebidas” y así fue. Finalmente estudié hotelería en el CESSA. Nunca pude ser gerente de un hotel, pero ahora tengo que ver lo que ve un gerente, aunque de todos los hoteles.

MA: ¿Cuándo entraste a Posadas?

EC: Son ya 20 años. Comencé haciendo el programa de formación gerencial en Posadas y luego me salí. Entré a hoteles Presidente en ventas. Ahí, siendo un chavito, pude conocer a gente como Carlos Villanueva y Gastón Cantarell.

Me gustaba más operaciones pero fui creciendo en ventas. Cuando fui director de ventas del Hotel Presidente en Guadalajara era un hotel que iba súper mal y le dimos la vuelta. En el primer año ganamos todos los premios, lo volvimos el número uno en Guadalajara. Era muy feliz. Y cuando estuve ahí, Alejandro Zozaya, que era el director comercial de Posadas, me ofreció cinco veces trabajo. Finalmente se desocupó la dirección de ventas del hotel Fiesta Americana y lo tomé. Para entonces ya le había agarrado el gusto a ventas y acabé como director de la región sur, luego director de cuentas clave y hoteles de ciudad. En 2010 me dieron la dirección comercial, después de muchos años de estar esperando. Cinco años después me dieron la vicepresidencia de operaciones.

MA: Cuando proyectan un hotel ¿cuáles son los básicos que debe tener para recibir grupos?

EC: Así como los hoteles one no tienen salones para grupos, aunque sí hay grupos que llegan y hacen otra cosa en la ciudad o van a un congreso o una expo, tenemos también los Fiesta Inn que tienen facilidades para juntas de trabajo o los Fiesta Americana que son hoteles que tienen facilidades para grupos y convenciones. Están ubicados en nichos donde hay ese mercado y se justifian por el nivel de ocupación y tarifas.

El Fiesta Americana se vende a tarifas más caras porque tiene inventarios más robustos de habitaciones. La manera más fácil de vender un hotel y bajar tu riesgo de comercialización es tener un negocio de eventos: grupos, convenciones y banquetes. Así vamos proyectando un hotel.

MA: ¿Cómo se clasifican estos hoteles desde la perspectiva de los eventos?

EC: Están los hoteles que son híbridos, como de ciudad y de placer, como puede ser Querétaro y los hoteles que son 100% resorts, como Cancún y Cabos. Esos tienen un componente más importante de salones porque estamos apostando a que de un 20 a un 30% sean grupos y convenciones. Mientras que una ciudad podría ser un 10 o 15%

MA ¿Cómo preparan ustedes la recepción de un grupo grande?

EC: Desde que proyectamos el hotel o relanzamos el concepto, siempre creamos cómo va a ser la experiencia del grupo: las sesiones, los evento temáticos. También tenemos decoración, áreas para coffee breaks, juntas, reuniones, break outs, registro de grupos, la zona donde van a llegar los autobuses… todo eso está contemplado.

MA: Las tendencias hoteleras van hacia generar experiencias personalizadas. ¿Cómo atienden ustedes esta demanda del cliente?

EC: Con al menos tres días de anticipación para que toda la operación esté preparada: ¿Cuánta gente viene? ¿qué tipo de gente es? ¿cuáles son los VIP? Si hay veganos, de una vez marcarlos. Si vamos a entregar cosas que nos piden, tenerlas claras y listas. O sea, definir cuáles son los retos.

MA: ¿Qué grupos son sus favoritos para recibir?

EC: La verdad, todos. Hemos recibido hasta un grupo de 350 habitaciones una semana con perros. Era una fecha que le convenía al hotel, era muy buen evento pero luego había que sanitizar todas las habitaciones. Se firmó el contrato y cuatro meses antes de que entrara el grupo cambió el gerente del hotel y dijo “voy a cancelar el evento de perros, aquí no puede haber perros”. Le dijimos “vamos a tener el hotel con el grupo de perros sí o sí”. Tuvimos el grupo de perros y salió muy bien, hicimos toda la limpieza después.

MA: ¿Por qué tendríamos que escoger un hotel de Grupo Posadas para organizar nuestra reunión?

EC: Desde la estrategia de hasta arriba de la compañía, nosotros sí creemos en los grupos. Para nuestro negocio, los grupos y convenciones son fundamentales. Por ejemplo, estamos trabajando en un proyecto cerca de Tulum. Lo primero que se está construyendo es el centro de convenciones. Estamos trabajando ya en un proyecto virtual para que puedas ver el salón y su el montaje. ¿Por qué? Porque lo vamos a salir a promocionar ahorita que a penas son puras vigas de acero. Necesitamos vender unos 70 mil cuartos un año antes de que lo tengamos.

MA: Hemos visto la relación que tienen con los meeting planners y cómo mantienen vivo el lazo que se genera. ¿Qué valores y habilidades consideras que debe tener la gente dedicada a este segmento?

EC: Nosotros vemos que las relaciones con los clientes son para toda la vida. Yo te decía que conocí a Gastón Cantarell cuando tenía 20 años y lo sigo viendo y le sigo pidiendo grupos. En Posadas tenemos flexibilidad, entendimiento, empatía con el meeting planner. Nos ajustamos, trabajamos con todos. Es un negocio: oferta, demanda, pero para nosotros sí es nuestra vocación que no haya un gerente que diga “qué flojera los grupos, si con los individuales estoy a todo dar”.

MA: ¿Qué otras características debes tener?

EC: Vocación. Puedes tenerla o no. A una bailarina de ballet le puede encantar bailar pero si no tiene la vocación no se va a poder parar en sus dedos gordos del pie. Esto se ve en el entrenamiento, en sacrificar otras cosas. Para ser exitoso en el negocio de grupos y convenciones tienes que contratar a alguien que tenga la vocación porque solo esa gente va a tener la capacidad de resolver y de reaccionar, porque realmente le apasiona. Te puedes dedicar a otro segmento en la hotelería, pero si quieres estar en grupos y convenciones sí es de vocación que estés vibrando cuando sale el postre con luces de bengala a las 12 de la noche, aunque te hayas levantado a las 4 de la mañana.

MA: Sabemos que tienen planeación de crecimiento en propiedades para los próximos años. ¿Cuál es la perspectiva?

EC: Tenemos 180 hoteles operando y 53 con contratos firmados en proceso de construcción, apertura, licencias o proyecto. Este 2019 se abrirán 23 hoteles.

MA: ¿Cuánta gente va a estar a tu cargo?

EC: Vamos a tener 22 mil colaboradores para el 2020 o 2021. Es parte de ser ser el responsable de operación hotelera de Posadas; la compañía más grande en México y de las grandes de América Latina. No es franquicia de “te doy tu kit y que Dios te bendiga”, somos responsables de entregar resultado.

MA: ¿Cómo se ven las tendencias de grupos hacia el futuro?

EC: Estamos viendo una recuperación para el 2020, después de que 2018 fue complicado y 2019 empieza siéndolo también. Hubo una cancelación importante de grupos derivado de los Travel Warnings que puso el gobierno americano. Hubo grupos que cancelaron y aunque perdieron la penalidad, no vivimos de cobrar cargos de cancelación. Pero a partir del cuarto trimestre del 2018 se empezó a reactivar la venta de grupos y para el 2020 trae una perspectiva bastante sana. Este año creemos que vamos a acabar con un 8% de crecimiento.