Punta Cana sin limitaciones

La cadena Meliá ha invertido más de 30 millones de dólares para reinventarse en uno de los destinos top del Caribe.

Santiago Rivera es el líder de la nueva oferta de Meliá en Punta Cana, República Dominicana. Con más de 15 años en Meliá y tras ocho años de trabajar en las playas mexicanas, Rivera ha sido elegido como el Managing Director de este resort de dos cabezas ubicado en uno de los destinos top del momento.

“Me recuerda al Cancún de hace 25 años”, asegura este experto hotelero haciendo referencia al perfecto equilibrio entre infraestructura y naturaleza que hoy en día ofrece Bávaro, la playa de Punta Cana donde está ubicado Meliá. A lo largo de los últimos 10 años, Rivera ha formado parte de las aperturas en Shanghái, Riviera Maya y Los Cabos, así como el rebranding en Cancún.

Se dice hecho para los grandes retos y quizá por eso la empresa lo ha elegido para dirigir, desde el pasado septiembre, el relanzamiento del icónico hotel “Caribe Tropical”, ahora convertido en una oferta dual y complementaria: Meliá Punta Cana y Meliá Caribe. “A través del resort para adultos (Punta Cana) y el resort familiar (Caribe) logramos separar las experiencias. El cliente está pidiendo más una experiencia adulta, separada de las familias”, dice Rivera.

En una imponente extensión de más de 500 mil m², que incluye tres campos propios de golf, el gran resort bicéfalo busca fidelidad a la misión y la visión actual de Meliá Hotels International: la sostenibilidad y el compromiso con el medio ambiente. “Estamos haciendo un eco resort fantástico. Hemos cambiado los trenecitos de gasolina por eléctricos y tenemos el reto del plastic free: desde el pasado 4 de enero sacamos casi la totalidad de los plásticos”, asegura el Managing Director, sabedor de las críticas a las grandes cadenas hoteleras por el daño al medio ambiente.

El lujo está en la experiencia

Ya sea para una boda, para un plan con amigos, con tu pareja o un viaje incentivo del trabajo, Meliá Punta Cana y Meliá Caribe ofrecen experiencias. De acuerdo a Rivera, han derribado limitaciones para ofrecer más opciones y nutrir de experiencias inolvidables la estancia en su resort. “Ofrecemos experiencias hechas a la medida. Para los viajes incentivo tenemos un plan de coffee break de inmersiones en los salones. Por ejemplo, podemos montar un lay out para que parezca que estás en una construcción y vestimos a todo el personal como si estuviesen en ella”.

El lujo también radica en la “facilidad y la sencillez”, como lo dice el propio Rivera, que compara maravillado las cuatro horas y 40 minutos que toma el vuelo directo a Punta Cana, que antes implicaba una escala en Miami o en Panamá. Meliá agradece la apuesta de Aeroméxico por Punta Cana y con este vuelo, que se suma al directo a Santo Domingo, se acabaron los transbordos y las esperas.

Renovados pero con el know-how

Con la enorme y creciente oferta hotelera en Punta Cana, ¿por qué elegir Meliá? Frente a esta pregunta, Santiago Rivera se muestra muy seguro al recordar que ellos fueron de los primeros en llegar a este paradisiaco destino, “tenemos el saber hacer de lo que es la isla y Punta Cana. Estamos apostando fuertemente por ella, le hemos metido 30 millones de dólares”.

La ventaja de haber sido de los primeros les permite conservar una de las más privilegiadas ubicaciones en Bávaro, “estamos en el centro neurálgico, al lado de todo. Pero te voy a ser honesto: los hoteles al final se parecen mucho, pero lo que nos diferencia es el apapacho (hacia el huésped). Es ahí donde nosotros somos muy buenos”.

SIDES:

NUMERALIA

30 millones de dólares, la inversión para relanzar Meliá Caribe Tropical convertido ahora en Meliá Caribe y Meliá Punta Cana.

500 mil m², la extensión del resort.

1000 m², la extensión del centro de congresos.

13 restaurantes

1255 habitaciones

1800 empleados

5000 personas (entre huéspedes y empleados) pueden llegar a compartir el resort.

Entresacado:

“Queremos hacer de la experiencia al revés que la mayoría de los all inclusive: que los bufetes sean lo menos protagonistas y los restaurantes a la carta destaquen. Que cuando acabes de comer o cenar, tengas la intención de pedir la cuenta, pero ya está todo incluido”.

Atienden grupos desde 2 y hasta más de 1500 personas.
Eco resort: ¡adiós al plástico! Y trenes eléctricos en sustitución a los de gasolina.
El acuapark fue inaugurado la última semana de enero.