Regreso a casa: Ana Paula Hernández en BCD Latinoamérica

Tras casi cuatro años como la cabeza de American Express Latinoamérica, Ana Paula Hernández regresa a BCD para enfrentarse a los retos sociopolíticos.

Después de casi cuatro años, Ana Paula Hernández regresa a una de las principales empresas dedicadas al segmento de grupos, BCD Meetings & Events. Latinoamérica representará nuevos retos para la industria por las condiciones sociopolíticas que se viven en la actualidad en la región.

Si bien conoce a la perfección la industria y la región, pues lleva 20 años en el sector, esta nueva etapa en su carrera quiere aprovecharla para llevar los valores de BCD y su pasión por el segmento de grupos a todo el sur del continente, sin perder la calidad que ofrece la empresa, privilegiando la admiración que tienen los clientes por el trabajo de los colaboradores.

Hernández se siente muy confiada de enfrentarse a todas estas condiciones en compañía de su familia y aprovecha para enviar un mensaje de solidaridad y fortaleza a todas las mujeres que se enfrentan a los retos de estar en un mundo en el que predominan los varones

Entrevista

Omar Chávez: ¿Quién es Ana Paula Hernández?

Ana Paula Hernández: Soy orgullosa mexicana, esposa, madre de dos hijos increíbles y una enamorada de la industria de reuniones en la que me he desarrollado por más de veinte años.

OC: ¿Por qué elegiste el segmento de grupos?

APH: empecé mi carrera profesional el León, Guanajuato, que es un destino con una vocación natural para las reuniones, ferias y exposiciones. Desde el inicio las oportunidades me llevaron a desarrollarme en ese segmento que siempre me atrapó y que me apasiona. Creo que es una industria que te va envolviendo, o te gusta o lo odias, y pues seguimos aquí; somos adictos a la adrenalina, nos gusta innovar, estar activos y darle sentido a las reuniones, que es una de mis partes favoritas. Los eventos reúnen a la gente para resolver problemas, festejar logros, unir amigos, educarse, y eso siempre me ha llenado muchísimo.

OC: ¿Si no estuvieras dedicada al segmento de grupos, qué te gustaría estar haciendo?

APH: Definitivamente algo relacionado con entender y relacionarme con las personas. Me apasiona comprender las formas de consumo y lograr concretar objetivos, mientras descifro las reacciones y los aprendizajes personales. En definitiva, si no estuviera en el segmento de grupos, sería algo relacionado con mercadotecnia o psicología.

OC: ¿Cuáles son los retos más importantes de estar operando desde México para Latinamérica?

AP: Nuestro corporativo está en Chicago, Estados Unidos, pero la ubicación es una cuestión estratégica y desde México puedes operar y viajar con facilidad. Tenemos muchas similitudes (con el resto de Latinoamérica) como en la idiosincrasia, la cultura y el lenguaje.

En cuanto a los retos creo que hoy nos estamos enfrentando a una industria mucho más especializada, aún no estamos en el nivel que deberíamos estar; el cliente final cada vez está más informado y hay que ser más rápidos. Tenemos que preocuparnos porque nuestros recintos y hoteles, así como las propuestas que les presentamos, estén mucho más vigentes. Tenemos que saber leer qué significa un evento exitoso para el dueño del evento, y para cada uno es diferente. Esta es el área que más hemos trabajado en BCD: de ser meeting planners a ser diseñadores o arquitectos de experiencias, lo cual implica un mind set completamente distinto: pasamos de ser meramente logísticos, a tener un proceso más creativo, de emoción y empatía.

OC: ¿Hacia dónde te gustaría llevar la industria en Latinoamérica?

AP: BCD es la travel management company más admirada y creo que buscamos un crecimiento sin perder esa característica. La visión es crecer la presencia en la región –Latinoamérica es uno de los segmentos con mayor crecimiento en los últimos años– pero queremos mantener esa admiración por nuestro trabajo; al final es una relación ganar-ganar para todos. En lo personal estoy muy contenta, regreso a un lugar donde me siento como en casa.

OC: ¿Cómo estará la industria latinoamericana el próximo año?

AP: Va a ser un año de muchos retos por todos los factores sociopoliticos y de alto riesgo que afectan a la región. Sin duda nos van a mover y hacernos replantear las cosas, no obstante, los latinoamericanos, y yo como mexicana, tenemos una ventaja que es que estamos acostumbrados las crisis y sabemos salir adelante; sabemos darle la vuelta y reaccionar frente a la incertidumbre. En Argentina, por ejemplo, el año pasado fue de muchos retos por las condiciones económicas del país y este año hay elecciones; en México nos enfrentaremos a la desaparición de algunas instituciones importantes, pero tendremos que hacerle frente, uniéndonos como industria y como región. La gente se va a seguir reuniendo, las empresas tienen que seguir vendiendo, pero sí va a requerir un mayor esfuerzo.