Tecnologías para sorprender

Contar historias y transmitir mensajes de cierta manera que toda la audiencia se sorprenda es el objetivo de Rodrigo Losada.

En 1942, hace casi 80 años, Alan Turing construyó la primera computadora digital electrónica del mundo, invento esencial para la victoria del bloque aliado durante la segunda guerra mundial. Desde entonces la tecnología y las distintas formas en que se puede aplicar a nuestra vida diaria no han dejado de sorprendernos. 

También hace casi 80 años nació PSAV, una empresa que ha establecido muchos de los estándares de servicios tecnológicos para la industria de reuniones a lo largo de ocho décadas. Para ellos los servicios audiovisuales tienen que ir más allá del uso de micrófonos y pantallas de apoyo. Consideran esencial poder ofrecer una gama completa de componentes de audio, video e iluminación, todo coordinado desde una computadora cientos de veces más potente que la inventada por Turing. 

Siete pantallas gigantes, en un escenario perfectamente iluminado junto con sonido de la más alta calidad fue la aportación de PSAV y Rodrigo Losada, director de servicios especializados, para World Meetings Forum Los Cabos 2019. 

Latinamerica Meetings tuvo la oportunidad de platicar con Rodrigo Losada, sobre su visión en la evolución de las necesidades tecnológicas de sus clientes para eventos. 

“Lo que he visto es el afán de encontrar una forma diferente de contar una misma historia. Al final, en esencia, los eventos no han cambiado: es reunir gente para poder transmitir un mensaje”, comentó Losada. “Lo que sí ha cambiado y de manera importante, es esa urgencia para hacer algo diferente y poder sorprender a su audiencia. Poder contar la misma historia del año pasado, pero de manera diferente”, agregó. 

De esto surgen los mayores retos que Rodrigo Losada enfrenta en el día a día de su profesión. “El reto más grande es la consistencia en la sincronía de los eventos corporativos a un nivel de espectáculo, ese nivel es poder sincronizar el audio, el video y luces, así como los efectos especiales desde una sola consola; todo controlado por un solo click a cargo de una persona”. El trabajo que tuvo que hacer en el WMF Los Cabos fue un reto “En verdad que se requiere de todo un equipo técnico y de profesionales para instalar y programar”, dijo Losada. Sin embargo, lo que los asistentes logran ver es a una sola persona que está al mando de todo. Así de expertos se han vuelto: “Nosotros controlamos la experiencia que queremos generar”. 

El reto más grande es la consistencia en la sincronía de los eventos corporativos a un nivel de espectáculo”.

El objetivo final de Rodrigo Losada es alcanzar el nivel máximo de personalización de los eventos y así entregar de manera específica los mensajes de cada evento. “Yo creo que el nivel de evolución al que camina la industria es el de alcanzar una personalización absoluta de los eventos y los mensajes que se quieren comunicar. Poder hacer que todo fluya de cierta manera en la que no se pierda el mensaje.” 

Texto y foto Omar Chávez Bautista